Solución de problemas: cómo reemplazar el mango de un cuchillo japonés

Podemos ganar una comisión por compras calificadas realizadas a través de uno de nuestros enlaces. Más información

Entonces, el mango de su cuchillo japonés favorito se está soltando o rompiendo, y esto puede causar mucha decepción.

Sin embargo, no se desespere; ¡Hay algo que puedes hacer!

El mango japonés Wa suele ser muy resistente y está bien hecho, pero a veces puede ser necesario reemplazarlo debido a daños o desgaste.

¿Quieres saber cómo reemplazar un mango de cuchillo japones?

Solución de problemas: cómo reemplazar el mango de un cuchillo japonés

Reemplazar el mango de un cuchillo japonés Wa no es tan difícil como parece.

Con las herramientas adecuadas y un poco de paciencia, puede reemplazar fácilmente su viejo mango por uno hecho a medida que durará muchos años.

El mango japonés Wa suele ser muy resistente y se une a la espiga al ser martillado en su lugar con un mazo. Por lo general, también se agrega algún tipo de pegamento (epoxi), por lo que la espiga se mantiene firme. 

Otra opción es perforar un agujero en el mango e insertar la espiga calentada de esa manera.

Puede encontrar mangos octogonales, elípticos, ovalados y en forma de castaño en Cuchillos japoneses, entre otros.

Si desea que su cuchillo dure décadas, entonces la restauración del cuchillo es la mejor manera de ahorrar dinero y mantener sus cuchillos como nuevos.

Un simple reemplazo del mango puede marcar la diferencia.

En esta guía, lo guiaremos a través de los pasos para quitar una manija vieja y reemplazarla por una nueva.

También le brindaremos consejos sobre cómo encontrar materiales de calidad para hacer manijas personalizadas y qué tipos de madera u otros materiales son los más adecuados para el trabajo. ¡Entonces empecemos!

Echa un vistazo a nuestro nuevo libro de cocina

Recetas familiares de Bitemybun con planificador de comidas completo y guía de recetas.

Pruébalo gratis con Kindle Unlimited:

leer gratis

Diferentes tipos de tiradores: ¿la forma importa?

Los cuchillos japoneses vienen en todas las formas y tamaños, ¡al igual que sus mangos!

Desde ovalados hasta en forma de D, hexagonales o en forma de Wa, hay un mango para cada tipo de cuchillo.

Pero cuando se trata de reemplazar el mango, la forma no es tan importante como la forma en que se ajusta.

La mayoría de los cuchillos japoneses usan el mango con diseño de espiga oculta.

Esto significa que el mango de metal no es visible en absoluto en la construcción del mango y no se extiende por completo.

Sin embargo, no todos los cuchillos japoneses tienen un mango de diseño de espiga oculta: algunos tienen cuchillos de espiga completa, donde la espiga de metal se extiende por todo el mango y se mantiene en su lugar con remaches, alfileres, epoxi o una combinación de estos.

En el caso de un cuchillo de espiga entera, el mango generalmente se mantiene en su lugar con remaches y alfileres.

Para reemplazar estas manijas, deberá perforar los pasadores o remaches viejos y encontrar los que coincidan con la nueva manija.

En el caso de una espiga parcial, el mango generalmente se mantiene en su lugar con epoxi.

Para reemplazar estos mangos, deberá quitar el epoxi viejo de la hoja y limpiarlo a fondo antes de aplicar epoxi nuevo para el mango nuevo.

En general, la mayoría de los cuchillos japoneses tendrán una construcción de espiga oculta.

Esto hace que reemplazar el mango sea mucho más fácil, ya que todo lo que necesita hacer es quitar el mango viejo y colocar uno nuevo.

¿Cómo reemplazar el mango de un cuchillo japonés? Instrucciones paso a paso

Reemplazar un mango japonés Wa no es tan difícil como parece.

De hecho, a veces es más fácil que reemplazar las manijas Yo de estilo occidental.

Si tiene un cuchillo que ya no funciona debido a un mango roto, puede reemplazarlo por uno nuevo.

El proceso es bastante simple y requiere solo herramientas y materiales básicos.

Puede usar esta guía para aprender a reemplazar el mango de un cuchillo japonés.

Hay 5 pasos principales en el proceso de remanipulación:

  1. Elige el nuevo mango
  2. Verifique el tamaño para garantizar el ajuste correcto (comparando el tamaño del orificio con el tamaño de la espiga)
  3. Retire el mango viejo
  4. Ajuste el ajuste del nuevo mango.
  5. Coloca el nuevo mango en el cuchillo.

Repasaré cada paso en detalle para que tengas instrucciones paso a paso que puedas usar para volver a manejar tu cuchillo japonés en casa.

No olvides ver este video también, ya que te muestra cómo volver a manejar el cuchillo rápidamente:

Herramientas que necesitarás

  • Mazo: se usa para quitar el mango viejo y colocar el mango nuevo en su lugar
  • Palo de madera que es más largo, más ancho y más grueso que tu cuchillo
  • Agua caliente
  • epoxi o pegamento
  • Acetona: Se usa para limpiar cualquier epoxi exprimido una vez que se ha instalado el mango.
  • Nuevo mango que es compatible 
  • Fuente de calor, preferiblemente una llama abierta
  • Trapo: es útil tener una camiseta vieja o un trapo para limpiar cualquier residuo de epoxi cuando el mango esté colocado en el cuchillo.
  • Tornillo de banco (opcional): un tornillo de banco es ideal para sujetar el cuchillo mientras trabajas con ambas manos. También es útil para sujetar el cuchillo mientras se seca el epoxi.

Cuchillos japoneses puede durar toda la vida, siempre que tu cuidarlos adecuadamente

Paso uno: elija un nuevo mango

Al elegir un nuevo mango para la manipulación de un cuchillo japonés, hay varios factores a considerar:

  1. Compatibilidad: Asegúrese de que el mango sea compatible con la espiga de su cuchillo. No quieres un mango que sea demasiado pequeño o demasiado grande. Compara el tamaño del agujero en el mango con el tamaño de la espiga de la hoja.
  2. Materia Prima: Los materiales populares para mangos de cuchillos incluyen madera, micarta y materiales sintéticos como G10 o fibra de carbono. Elija un material que le guste al tacto y que sea duradero y resista un uso intensivo.
  3. Estilo: Hay muchos estilos diferentes de mangos de cuchillos, desde los tradicionales japoneses hasta los modernos y ergonómicos. Elige un estilo que te guste y que se ajuste cómodamente a tu mano. Los mangos japoneses suelen tener forma de D, forma ovalada u octogonal.
  4. Confort: Un buen mango debe ser cómodo de sujetar y no debe resbalar, incluso con las manos mojadas.
  5. Precio: Los mangos pueden variar desde muy económicos hasta muy caros. Elija un mango que se ajuste a su presupuesto, pero también considere la calidad de los materiales y la artesanía.

Consejo: si tienes otro cuchillo con un mango que te quede cómodo en la mano, utilízalo como referencia para encontrar un mango de tamaño similar para tu cuchillo japonés.

Recuerde también considerar la apariencia general del mango, así como el resultado final que está tratando de lograr.

Paso dos: dimensionamiento

El siguiente paso es encontrar un mango que encaje en el lugar del mango viejo del cuchillo. Para ello, la espiga y el mango deben ser del mismo tamaño.

Ahora es el momento de verificar el tamaño para garantizar el ajuste correcto. Esto se hace comparando el tamaño del agujero con el tamaño de la espiga. 

La espiga es la parte metálica del cuchillo que se extiende hasta el mango. Para saber de qué tamaño es su espiga, debe medirla con una cinta métrica o una regla. 

También deberá medir el ancho y la profundidad del orificio en su manija anterior para asegurarse de que la manija nueva encaje en él.

Lo más importante que debe recordar es que la espiga y el orificio deben ser del mismo tamaño.

Si los tamaños no coinciden, es posible que deba pulir uno u otro para que se alineen correctamente.

Paso tres: quitar el mango viejo

Para algunos, esta es la parte más difícil, pero la mayoría de las manijas japonesas son bastante fáciles de quitar. 

La mayoría de los mangos de los cuchillos se pueden quitar sumergiéndolos en agua caliente durante varios minutos para aflojar el pegamento. 

Alternativamente, puede colocar el cuchillo en el horno durante unos minutos para calentar y aflojar el pegamento.

Ahora, el siguiente paso consiste en usar un mazo y un trozo de madera para separar el mango de la espiga.

Para quitar el mango viejo, debe usar un palo de madera y un mazo. El palo de madera debe ser un poco más grueso que la espiga, para que pueda encajar correctamente en el orificio del mango.

Ahora alinee la madera con las cuchillas para que entre en contacto con la parte inferior del mango y sosténgala con cuidado, manteniendo la mano alejada del borde.

Básicamente, todo lo que debe hacer es colocar el palo de madera sobre la espiga y golpearlo suavemente con un mazo hasta que comience a aflojarse.

Continúe golpeando hasta que el mango se desprenda por completo.

Siga golpeando firmemente la parte superior de la madera y, si el mango se sale, felicidades, acaba de aprender a quitar el mango viejo.

Es posible que deba usar más fuerza dependiendo de qué tan apretado esté el mango en su lugar.

Una vez que haya quitado el mango viejo, inspecciónelo para asegurarse de que no haya bordes afilados o puntos que puedan cortarle la mano mientras reemplaza el nuevo.

Paso cuatro: ajuste el ajuste del nuevo mango

Para poder la espiga del cuchillo para ajustar el mango correctamente, debe lidiar con el tamaño nuevamente.

Vas a probar si la espiga encaja en el agujero del mango nuevo. Si no es así, tendrás que moler la espiga hasta que encaje.

Comience limpiando la espiga con un trapo o un paño para eliminar cualquier residuo del mango viejo (generalmente pegamento).

Es importante limpiar la espiga del cuchillo con atención a los detalles para que quede lo más impecable posible. 

Todos los adhesivos viejos y pedazos de madera deben limpiarse completamente de la espiga.

Finalmente, limpie la espiga con un poco de acetona para eliminar cualquier grasa o aceite de su piel que pueda haberse transferido al metal.

Ahora puedes usar una lima para aumentar el tamaño del agujero lentamente hasta que encaje.

Esto puede llevar algún tiempo, por lo que debe asegurarse de tener un archivo adecuado para la tarea. También puedes usar una lijadora pequeña para este proceso.

Mi método favorito para hacer que la espiga se ajuste es el siguiente: (NOTA: ESTE MÉTODO ES SOLO PARA MANGOS DE MADERA)

Caliento el sabor con una llama en la estufa o un quemador y luego lo vuelvo a poner en el mango de madera.

Este proceso de quemado hace que la espiga encaje mejor en la madera y la madera se prepara para el nuevo mango, por lo que todo requiere menos tiempo y esfuerzo. 

Si el orificio del mango es demasiado grande, debe rellenarlo con un poco de epoxi (pegamento) o virutas de plástico derretidas.

Asegúrate de que la espiga se ajuste a la profundidad correcta antes de llenar el agujero con pegamento o plástico.

También debe verificar si el mango está nivelado cuando lo coloca contra la cuchilla.

Esto solo significa que la espiga tiene que alinearse con el mango en los ejes x y z. 

Paso cinco: fije el nuevo mango

Finalmente es hora de colocar el nuevo mango.

Para hacer esto, debe llenar el orificio con pegamento epoxi o virutas de plástico derretidas. También es posible utilizar pequeños trozos de pegamento en barra. 

Una vez que haya insertado el adhesivo de su elección, coloque la espiga sobre una llama abierta para calentarla completamente.

Una vez caliente, colocas la espiga en el orificio del mango, empujando hasta que entre por completo. 

Deje que el adhesivo se derrita y se fije correctamente antes de mover la manija.

Limpie cualquier exceso de pegamento, epoxi o plástico caliente que haya salido después de colocar la espiga en el mango nuevo con un trapo.

¿Qué tipo de pegamento es mejor para unir la espiga al mango?

Los cuchilleros saben que los epoxis son el camino a seguir cuando se trata de pegar mangos de cuchillos.

El epoxi es un adhesivo de dos partes que se cura muy rápidamente y proporciona una fuerte unión entre la espiga y el mango del cuchillo.

El epoxi también es resistente al agua, por lo que no tiene que preocuparse de que el mango se suelte o se dañe con la humedad.

Sistemas occidentales G-Flex es el estándar de la industria. Se curará por completo en 7 a 10 horas, así que asegúrate de dejarlo toda la noche.

No intentes usar superpegamento, ya que se volverá quebradizo y se romperá.

Limpia el pegamento con acetona y ¡listo!

¿Cómo se unen los mangos de los cuchillos japoneses?

Los mangos de los cuchillos japoneses están unidos de una manera única.

En lugar de usar remaches como los cuchillos occidentales, la hoja se calienta y luego se martilla en un mango de madera.

El calor ayuda a que la madera se adhiera firmemente a la hoja, por lo que no se desprenderá fácilmente. 

Para hacerlo aún más seguro, se agrega resina a la madera, proporcionando una capa adhesiva adicional.

Para cuchillos de mayor calidad, se agrega una tapa de cuerno de búfalo de agua al mango para decorar. 

El cuerno se muele y se pule cuidadosamente para asegurarse de que no haya espacios entre la madera y la tapa.

Este proceso requiere mucho tiempo y aumenta el costo del mango. Entonces, si desea un mango elegante, ¡prepárese para pagar un poco más!

¿Debo volver a manejar un cuchillo japonés?

La reparación y restauración de cuchillos es una excelente manera de devolverle la vida a sus queridas cuchillas.

Ya sea que tenga una reliquia familiar que necesite un poco de TLC o un gyuto que ha visto días mejores, un restaurador experto puede dejarlo como nuevo. 

Por lo tanto, vale la pena cambiar y volver a manejar el cuchillo una vez que el mango esté desgastado o dañado.

Esto puede ahorrarle mucho dinero, especialmente si tiene cuchillos japoneses caros.

Cuando se trata de restaurar el mango de un cuchillo japonés, el proceso es ligeramente diferente. 

Deberá encontrar un mango de reemplazo que sea del mismo tamaño y forma que el original. 

También es importante asegurarse de que el mango esté hecho del mismo material, ya que diferentes materiales requieren diferentes cuidados.

Una vez que haya encontrado el mango correcto, es hora de ponerse a trabajar. 

Hay tantas manijas que puedes comprar en línea y varían en precio.

Probablemente sea mucho más barato que comprar un cuchillo nuevo, por lo que reemplazar el mango es una excelente manera de prolongar la vida útil de sus cuchillos favoritos.

Lo que aprendiste

Cuando se trata de reemplazar el mango de un cuchillo japonés, es importante recordar que no es tan difícil como parece.

Con las herramientas adecuadas y un poco de paciencia, puede hacerlo usted mismo fácilmente.

Primero quita el mango viejo usando el buen método de madera y mazo.

Luego, limpia y pule la espiga para que encaje, llena el orificio con pegamento y calienta la espiga, de modo que derrita el adhesivo cuando se vuelva a colocar en el orificio del nuevo mango.

Solo asegúrese de tomarse su tiempo y siga las instrucciones cuidadosamente. ¡Y no olvides divertirte con él!

Después de todo, usted es quien puede mostrar su mango de cuchillo nuevo y mejorado a todos sus amigos.

Entonces, anímate y pruébalo, ¡no te arrepentirás!

Ahora que tiene un mango nuevo, probablemente también sea el momento de saca la piedra de afilar y afila tu cuchillo japonés antes de usarlo

Echa un vistazo a nuestro nuevo libro de cocina

Recetas familiares de Bitemybun con planificador de comidas completo y guía de recetas.

Pruébalo gratis con Kindle Unlimited:

leer gratis

Joost Nusselder, el fundador de Bite My Bun es un vendedor de contenido, papá y le encanta probar comida nueva con la comida japonesa en el corazón de su pasión, y junto con su equipo ha estado creando artículos de blog en profundidad desde 2016 para ayudar a los lectores leales con recetas y consejos de cocina.