Asar como un profesional: consejos para configurar la temperatura correcta del horno

Me encanta crear contenido gratuito lleno de consejos para mis lectores, como tú. No acepto patrocinios pagados, me gusta expresar mi opinión, pero si encuentra útiles mis recomendaciones y termina comprando algo que le guste a través de uno de mis enlaces, podría ganar una comisión sin costo adicional para usted. Más información

El asado es un método de cocción que utiliza calor seco, ya sea una llama abierta, un horno u otra fuente de calor. El asado puede mejorar el sabor a través de la caramelización y el dorado de Maillard en la superficie de los alimentos.

El rostizado usa calor indirecto y difuso (como en un horno) y es adecuado para una cocción más lenta de la carne en una pieza entera más grande.

El secreto para un asado perfecto es usar un horno caliente, una rejilla para mantener la carne por encima de los jugos de la sartén y rociar la carne con frecuencia con los jugos. La derecha temperatura y el condimento también son importantes.

En este artículo, compartiré todos los consejos y trucos para asegurarme de que siempre lo hagas bien.

que es asar

Echa un vistazo a nuestro nuevo libro de cocina

Recetas familiares de Bitemybun con planificador de comidas completo y guía de recetas.

Pruébalo gratis con Kindle Unlimited:

leer gratis

Asado: un método para cocinar la carne a la perfección

El asado es un método de cocción que utiliza calor seco para cocinar carne, aves y verduras. Por lo general, implica colocar la comida en una bandeja o rejilla grande y pesada y colocarla en un horno caliente. El calor alto produce un estallido de dorado en la superficie de los alimentos, lo que ayuda a lograr la textura y el sabor deseados. El asado es un método común para cocinar grandes cortes de carne de res, cerdo y aves, así como vegetales como zanahorias, okra, judías verdes, maíz, coles de Bruselas y papas (las papas gratinadas son las favoritas).

Por qué asar es un método superior para cocinar carne

El asado es un método superior para cocinar carne porque produce una estructura más seca y sólida que es más fácil de rebanar y servir. El calor más alto también ayuda a producir un bonito dorado en la superficie de la carne, lo que agrega sabor y textura. El asado es particularmente útil para los cortes grasos de carne, ya que el calor ayuda a derretir parte de la grasa y produce un exterior delicioso y crujiente.

Las herramientas esenciales que necesita para asar

Para asar carne con éxito, necesitará algunas herramientas clave, que incluyen:

  • Una asadera o parrilla pesada
  • Hilo para atar la carne (pídele ayuda a tu carnicero si no estás seguro de cómo hacerlo)
  • Una rejilla para elevar la carne de la superficie de la sartén y permitir que el aire circule a su alrededor.
  • Un termómetro para carne para asegurarse de que la carne se cocina a la temperatura deseada.

Cómo asar carne a la perfección

Asar carne puede ser complicado, ya que diferentes cortes de carne requieren diferentes tiempos y temperaturas de cocción. Aquí hay algunos consejos generales para ayudarte a lograr el tueste perfecto:

  • Precaliente su horno a la temperatura deseada antes de comenzar a cocinar.
  • Sazone la carne con sal y pimienta, y cualquier otra hierba o especia que desee.
  • Coloque la carne sobre una rejilla en una asadera, con el lado graso hacia arriba, si corresponde.
  • Cocine la carne por un corto período de tiempo a una temperatura alta (alrededor de 450 °F) para lograr un buen dorado en la superficie.
  • Baje la temperatura a alrededor de 350 °F y continúe cocinando hasta que la carne alcance la temperatura interna deseada (use un termómetro para carne para verificar).
  • Deje reposar la carne durante unos minutos antes de cortarla y servirla.

Asado De Aves: Consejos Y Trucos

Asar aves (como pavo o pollo) puede ser un poco más difícil que asar carne de res o cerdo, ya que la pechuga tiende a cocinarse más rápido que la pierna. Aquí hay algunos consejos para ayudarlo a lograr un ave jugosa y uniformemente cocida:

  • Ata el ave para ayudarla a mantener su forma y cocinar de manera más uniforme.
  • Cocine el ave con la pechuga hacia abajo durante la primera hora de cocción para ayudar a que los jugos fluyan hacia la carne de la pechuga.
  • Rocíe el ave con frecuencia con sus propios jugos para mantenerlo húmedo.
  • Si la pechuga se cocina demasiado rápido, cúbrala con papel aluminio para evitar que se cocine demasiado.
  • Deje que el ave descanse durante al menos 15 minutos antes de cortarlo para permitir que los jugos se redistribuyan.

Verduras Asadas: Una Deliciosa Guarnición

Asar verduras es una manera deliciosa y fácil de servir una guarnición llena de sabor. Estos son algunos consejos para asar las verduras a la perfección:

  • Corta las verduras en trozos del mismo tamaño para asegurarte de que se cocinen uniformemente.
  • Mezcle las verduras con un poco de aceite y condimentos (la sal, la pimienta y el ajo son siempre una buena opción).
  • Extienda las verduras en una bandeja para hornear en una sola capa.
  • Ase las verduras a temperatura alta (alrededor de 425 °F) durante 20 a 30 minutos, o hasta que estén tiernas y doradas.
  • Sirva las verduras asadas calientes como guarnición de sus carnes asadas favoritas.

No queme sus platos: una guía para configurar la temperatura correcta del horno

Cuando se trata de cocinar, ajustar la temperatura del horno correctamente significa la diferencia entre un plato perfectamente cocinado y uno quemado. Aquí hay algunas razones por las que es importante establecer la temperatura correcta del horno:

  • Cocinar la carne a la temperatura ideal garantiza que sea segura para comer y que tenga un sabor delicioso.
  • Los productos horneados requieren una temperatura específica para elevarse correctamente y cocinarse de manera uniforme.
  • Algunas recetas requieren fuego lento y bajo, mientras que otras necesitan fuego alto para cocinar rápidamente.
  • Configurar la temperatura del horno demasiado alta puede hacer que los alimentos se quemen, mientras que configurarla demasiado baja puede resultar en alimentos poco cocidos.

Cómo elegir la temperatura adecuada

Elegir la temperatura adecuada para tu plato puede ser un proceso sencillo si sigues estos pasos:

1. Verifique la receta: La mayoría de las recetas proporcionarán una temperatura de horno ideal para el plato que está cocinando. Asegúrate de seguirlo de cerca.

2. Considere el tipo de plato: Diferentes platos requieren diferentes temperaturas. Por ejemplo, los productos horneados generalmente requieren una temperatura entre 325 °F y 375 °F, mientras que la carne se puede cocinar a una temperatura más alta de 400 °F a 450 °F.

3. Conozca su horno: cada horno es diferente, por lo que es importante saber cómo se calienta su horno. Algunos hornos pueden calentarse o enfriarse más que otros, por lo que siempre es una buena idea verificar la temperatura con un termómetro para horno.

La diferencia entre hornear y asar

Hornear y asar son dos métodos de cocción diferentes que requieren diferentes temperaturas en el horno:

  • Hornear: Hornear es un método de cocción con calor seco que requiere una temperatura más baja de alrededor de 325 °F a 375 °F. Se utiliza para productos horneados como pasteles, galletas y pan.
  • Asado: El asado es un método de cocción con calor seco que requiere una temperatura más alta de alrededor de 400 °F a 450 °F. Se utiliza para carnes, aves y verduras.

Equípese con las herramientas adecuadas para carnes perfectamente asadas

Una bandeja para asar y una rejilla resistentes y pesadas son esenciales para cocinar cortes grandes de carne de manera uniforme. Elija una sartén que sea lo suficientemente grande para contener la carne cómodamente y que tenga lados altos para evitar derrames. Una rejilla es útil ya que permite que el calor circule alrededor de la carne y distribuya los jugos de manera uniforme. Una rejilla es una buena opción, ya que suspende la carne, lo que permite que el calor entre en contacto con todos los lados y evita que la carne se queme.

Ata y ata tu carne con cuidado

Atar y atar la carne es un paso clave en el asado, ya que ayuda a que la carne mantenga su forma y se cocine de manera uniforme. Pide hilo a tu carnicero si no tienes ninguno en casa. El atado es especialmente importante para las aves de corral, ya que ayuda a que el ave se cocine de manera uniforme y mantenga su forma.

Use un termómetro para carnes para evitar que se cocinen demasiado

Un termómetro para carne es una herramienta esencial para asar a toda prueba. Le permite monitorear la temperatura interna de la carne y evitar que se cocine demasiado. Un termómetro digital remoto es una inversión útil, ya que le permite controlar la temperatura sin abrir la puerta del horno y perder calor.

Permita que su carne descanse y se enfríe

Después de asar, es importante dejar reposar la carne unos minutos antes de cortarla. Esto permite que los jugos se redistribuyan y asegura que la carne esté jugosa y tierna. Coloque la carne en una rejilla para enfriar o en una tabla para cortar y cúbrala con papel aluminio para mantenerla caliente.

Elija los utensilios de cocina y el hardware adecuados

Al asar, es importante usar utensilios de cocina y accesorios que puedan soportar altas temperaturas. Un asador de alta resistencia o un horno holandés son una buena opción para asar carnes. Asegúrese de usar guantes resistentes para horno o agarraderas para proteger sus manos de la bandeja y rejilla calientes.

Basting: ¿Hacer o no hacer?

Cuando se trata de asar, el rociado es una técnica común que se usa para agregar humedad y sabor a la carne. Sin embargo, contrariamente a la creencia popular, no siempre es necesario hilvanar. Este es el por qué:

  • El rociado requiere tiempo y esfuerzo: el rociado implica abrir la puerta del horno, retirar la carne y poner una cuchara o untar la grasa o el líquido sobre la carne. Este proceso lleva tiempo y requiere un poco de precisión para evitar que la carne se cocine demasiado o no se cocine bien. Si tiene poco tiempo o simplemente no quiere molestarse con el proceso, omitir el hilvanado está perfectamente bien.
  • Depende de la carne: algunos cortes de carne, como el cerdo, tienden a secarse rápidamente y se benefician al rociarlos. Sin embargo, otros cortes, como un buen asado de res o pavo, tienen suficiente contenido de grasa para evitar que se sequen. Si prefieres una carne más seca, saltear el rociado es una buena manera de lograrlo.
  • Es posible que no haga una diferencia significativa: si bien el rociado puede mejorar el sabor y la humedad de la carne, la diferencia resultante puede no ser lo suficientemente significativa como para justificar el esfuerzo adicional. Si está preparando un plato con muchos otros sabores e ingredientes, es posible que el impacto del rociado no se note.

Cuándo vale la pena considerar hilvanar

Por supuesto, hay ciertas situaciones en las que el rociado es importante y puede marcar una diferencia significativa en la calidad general del plato. Aquí hay algunos factores a considerar:

  • El tamaño de la carne: cuanto más grande sea la carne, más tiempo tardará en cocinarse y es más probable que se seque. Hilvanar puede ayudar a prevenir esto.
  • La estructura de la carne: Ciertos cortes de carne, como el pavo, tienen formas únicas que pueden dificultar que la carne se cocine de manera uniforme. Rociar puede ayudar a garantizar que la carne se cocine correctamente.
  • La receta: algunas recetas pueden requerir rociar como un paso necesario para lograr el sabor y la textura óptimos.
  • La preferencia del chef: algunas personas simplemente prefieren el sabor y la textura de la carne que ha sido bañada.

Cómo hilvanar correctamente

Si decide rociar su carne, aquí hay algunos consejos para tener en cuenta:

  • Tenga cuidado de no exagerar: Demasiado rociado puede afectar el tiempo de cocción y hacer que la carne se empape.
  • Use una sartén pesada y apta para horno: Esto ayudará a distribuir el calor de manera uniforme y evitará que la sartén se deforme.
  • Deje reposar la carne: Deje que la carne descanse durante unos minutos antes de cortarla para permitir que los jugos se redistribuyan.
  • Use un buen líquido para rociar: una mezcla de mantequilla derretida, hierbas y especias o incluso sidra de manzana puede agregar un sabor agradable a la carne.
  • Revolver es clave: Revolver el líquido para rociar de vez en cuando ayudará a garantizar que los sabores se distribuyan uniformemente.

En general, rociar o no la carne es una preferencia personal. Si bien puede mejorar el sabor y la humedad de la carne, no siempre es necesario y se puede omitir sin afectar el resultado final.

Deje que su carne descanse: la clave para asados ​​y bistecs cocinados a la perfección

Cuando se trata de cocinar carne, el reposo es tan importante como cocinarla. El reposo permite que la carne se relaje y los jugos se redistribuyan, lo que da como resultado un trozo de carne más sabroso y tierno. Este es el por qué:

  • Cuando se cocina la carne, el calor hace que las fibras musculares se contraigan y los jugos sean empujados hacia el centro de la carne.
  • Si cortas la carne inmediatamente después de cocinarla, los jugos se agotarán, dejándote con un trozo de carne seco y duro.
  • El reposo permite que las fibras se relajen y los jugos se redistribuyan por toda la carne, lo que da como resultado un trozo de carne más tierno y sabroso.

Cómo descansar la carne

Descansar la carne es un proceso simple, pero es importante seguir algunos pasos clave para garantizar que la carne descanse correctamente:

1. Retire la carne de la fuente de calor: ya sea que haya asado, asado o asado la carne a la parrilla, el primer paso es retirarla de la fuente de calor.

2. Déjalo reposar el tiempo adecuado: El tiempo que debes dejar reposar la carne depende del tipo y corte de carne. Aquí hay algunas pautas generales:

  • Bistecs y chuletas: reposar de 5 a 10 minutos
  • Asados: Reposar de 15 a 30 minutos
  • Cortes grandes de res, cerdo o cordero: reposar de 30 a 60 minutos

Nota: Cuanto más grueso sea el corte de carne, más tiempo tardará en reposar.

3. Cubra la carne: Cubrir la carne con papel de aluminio o una tapa ayudará a mantener el calor y mantendrá la carne caliente mientras reposa.

La diferencia que hace descansar

¿Aún no estás convencido de que vale la pena descansar la carne por el tiempo extra? Realice una prueba sencilla:

  • Cocine dos filetes a la misma temperatura interna.
  • Deje reposar un bistec durante 5 minutos e inmediatamente corte el otro bistec.
  • Compare los dos bistecs y notará una gran diferencia en los jugos y la ternura del bistec reposado.

Errores comunes de descanso

Descansar la carne puede parecer simple, pero hay algunos errores comunes que pueden arruinar tu cena:

  • No permitir suficiente tiempo para reposar: si no deja reposar la carne durante el tiempo adecuado, los jugos no habrán tenido la oportunidad de redistribuirse, lo que dará como resultado un trozo de carne seco y duro.
  • Cortar la carne en rodajas demasiado finas: Cortar la carne en rodajas demasiado finas puede hacer que se agoten los jugos, dejándote con un trozo de carne seco y duro.
  • No calentar adecuadamente la carne: si la temperatura interna de la carne es demasiado baja, los jugos no habrán tenido la oportunidad de redistribuirse, lo que dará como resultado un trozo de carne seco y duro.
  • No seguir la regla de la mitad: la regla de la mitad establece que debes cocinar la carne durante la mitad del tiempo total de cocción y luego dejar reposar la otra mitad. Esto se aplica a los asados ​​y otros cortes de carne más grandes.

Conclusión

Así que ahí lo tiene: el secreto para un asado perfecto es precalentar el horno, sazonar la carne y cocinarla a alta temperatura durante un corto período de tiempo. 

Puedes usar este método para casi cualquier tipo de carne y también es una excelente manera de cocinar vegetales. ¡Así que no tengas miedo de probarlo tú mismo!

Echa un vistazo a nuestro nuevo libro de cocina

Recetas familiares de Bitemybun con planificador de comidas completo y guía de recetas.

Pruébalo gratis con Kindle Unlimited:

leer gratis

Joost Nusselder, el fundador de Bite My Bun es un vendedor de contenido, papá y le encanta probar comida nueva con la comida japonesa en el corazón de su pasión, y junto con su equipo ha estado creando artículos de blog en profundidad desde 2016 para ayudar a los lectores leales con recetas y consejos de cocina.