Fundamentos de la mantequilla: cómo cocinar con mantequilla sin quemarla

Podemos ganar una comisión por compras calificadas realizadas a través de uno de nuestros enlaces. Más información

La mantequilla es deliciosa, pero puede ser un fastidio cocinar con ella. Es difícil conseguir la temperatura adecuada y puede quemarse con facilidad.

La mantequilla es deliciosa, pero puede ser un fastidio cocinar con ella. Es difícil conseguir la temperatura adecuada y puede quemarse con facilidad. Pero no te preocupes, tengo la guía perfecta para ti. Te mostraré cómo cocinar con mantequilla y obtener los mejores resultados cada vez.

Se trata de controlar el calor y usar las herramientas adecuadas. ¡Entonces empecemos!

Cocinar con mantequilla

Echa un vistazo a nuestro nuevo libro de cocina

Recetas familiares de Bitemybun con planificador de comidas completo y guía de recetas.

Pruébalo gratis con Kindle Unlimited:

leer gratis

Ponle mantequilla a tu receta: cómo elegir la mantequilla adecuada para cocinar

Usar la mantequilla adecuada puede hacer o deshacer una receta. Los diferentes tipos de mantequilla tienen diferentes contenidos de grasa, niveles de sal y contenido de agua, todo lo cual puede afectar el resultado de su plato. Por ejemplo, usar mantequilla salada en una receta que requiere mantequilla sin sal puede alterar el equilibrio de sabores. Del mismo modo, el uso de una mantequilla con alto contenido de grasa en una receta que requiere una mantequilla baja en grasa puede hacer que su plato sea demasiado rico y pesado.

tipos de mantequilla

Hay varios tipos de mantequilla disponibles en el mercado, cada uno con sus propias propiedades únicas. Estos son algunos de los tipos de mantequilla más comunes y sus usos:

  • Mantequilla sin sal: este es el tipo de mantequilla más versátil y se usa en la mayoría de las recetas para hornear. Tiene un sabor a mantequilla puro y le permite controlar el contenido de sal de su plato.
  • Mantequilla salada: este tipo de mantequilla tiene sal y se usa mejor para untar en pan o tostadas. También se puede usar para cocinar, pero debe ajustar el contenido de sal de su receta en consecuencia.
  • Mantequilla clarificada: esta es mantequilla que se ha derretido y se han eliminado los sólidos de la leche. Tiene un punto de humo más alto que la mantequilla normal, lo que la hace ideal para freír y saltear.
  • Mantequilla europea: este tipo de mantequilla tiene un mayor contenido de grasa que la mantequilla americana y tiene un sabor más rico. Se utiliza mejor en recetas donde el sabor a mantequilla es la estrella del espectáculo, como croissants o glaseado de crema de mantequilla.

Cómo elegir la mantequilla adecuada

Al elegir la mantequilla adecuada para su receta, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Contenido de grasa: busque mantequilla con el contenido de grasa especificado en su receta. Si su receta requiere una mantequilla con menos grasa, busque una marca que especifique un contenido de grasa más bajo.
  • Contenido de sal: si su receta requiere mantequilla sin sal, asegúrese de usar mantequilla sin sal. Si solo tiene mantequilla salada a mano, ajuste el contenido de sal de su receta en consecuencia.
  • Sabor: Considere el sabor de la mantequilla y cómo afectará su plato. Si su receta requiere un sabor a mantequilla, use mantequilla sin sal. Si su receta requiere un sabor más rico, use mantequilla europea.
  • Precio: la mantequilla de mayor calidad puede ser más costosa, pero también puede marcar una gran diferencia en el resultado de su plato. Considere la importancia del plato y si vale la pena derrochar en mantequilla de alta calidad.

No dejes que el calor queme tu mantequilla

Al cocinar con mantequilla, es importante vigilar el calor. La mantequilla tiene un punto de humo bajo, lo que significa que puede quemarse rápidamente si la temperatura es demasiado alta. Esto puede resultar en un sabor amargo y un color oscuro que puede arruinar el sabor y la apariencia de su plato. Además, el sobrecalentamiento de la mantequilla puede hacer que los sólidos de la leche se quemen y se adhieran a la sartén, lo que dificulta su limpieza.

¿Cómo controlar el calor al cocinar con mantequilla?

Para evitar que se queme, comienza derritiendo la mantequilla a fuego lento. Esto permite que la mantequilla se derrita lentamente y que los sólidos de la leche se separen de la grasa. Una vez que la mantequilla se haya derretido, aumente el fuego a medio y continúe revolviendo la mezcla. Esto ayudará a distribuir el calor de manera uniforme y evitará que se formen puntos calientes.

Si está preparando una receta que requiere dorar la mantequilla, deberá ajustar el calor en consecuencia. La mantequilla dorada aporta un sabor a nuez y dulce a los platos, pero es importante vigilar de cerca la temperatura. Comience derritiendo la mantequilla a fuego medio y continúe revolviendo hasta que los sólidos de la leche comiencen a dorarse. En este punto, puedes bajar el fuego a bajo y continuar revolviendo hasta que la mantequilla alcance el color y el aroma deseados.

¿Cuáles son los beneficios de controlar el calor?

Controlar el calor al cocinar con mantequilla le permite:

  • Previene la quema y el sabor amargo.
  • Mantener la calidad y el sabor de la mantequilla.
  • Controla el contenido de grasa de tu plato
  • Reduzca el tiempo de limpieza al evitar que los sólidos de la leche se adhieran a la sartén

¿Qué hacer si la mantequilla comienza a quemarse?

Si notas que la mantequilla comienza a humear o se oscurece, es importante que actúes rápidamente. Estos son algunos pasos que puede seguir:

  • Retire la sartén del fuego inmediatamente.
  • Vierta la mantequilla en un recipiente aparte, dejando atrás los trozos quemados.
  • Considere cortar las piezas quemadas de la mantequilla original y continúe el proceso de cocción con la mantequilla sólida restante.
  • Agregue un poco de mantequilla o aceite adicional a la sartén para bajar la temperatura y evitar que se queme más.
  • Pruebe la temperatura con un termómetro regular para asegurarse de que esté en el punto correcto para la receta.

Dorar mantequilla y caramelizar alimentos: llevar su cocina al siguiente nivel

Dorar la mantequilla es una manera fácil de agregar un rico sabor a nuez a cualquier plato. Aquí está cómo hacerlo:

  • Toma una sartén grande y colócala a fuego medio.
  • Coloque la cantidad correcta de mantequilla en la sartén. Por cada 1/2 taza de mantequilla, necesitarás un molde de 10 pulgadas.
  • Deje que la mantequilla se derrita por completo y comience a formar espuma.
  • Revuelva la mantequilla regularmente con una cuchara o espátula de madera.
  • Note el olor. Cuando la mantequilla comience a oler ligeramente a nuez y adquiera un color marrón claro, estará lista.
  • Retire la sartén del fuego inmediatamente para evitar que se queme la mantequilla.
  • Vierta la mantequilla dorada en un tazón, raspando cualquier trozo marrón de la sartén.
  • Deje que la mantequilla se enfríe un poco antes de usarla en su receta.

Caramelizar alimentos con mantequilla dorada

Caramelizar alimentos con mantequilla dorada es una forma sencilla de crear un plato excelente. Aquí está cómo hacerlo:

  • Prepara tus ingredientes. Los chalotes, las hierbas frescas y las batatas son excelentes opciones.
  • Corta los ingredientes en trozos pequeños y uniformes.
  • Coloque su sartén a fuego medio y agregue la mantequilla dorada.
  • Deje que la mantequilla se derrita y comience a formar espuma.
  • Agregue sus ingredientes a la sartén y revuelva para cubrirlos con la mantequilla.
  • Revuelva los ingredientes regularmente para evitar que se quemen.
  • A medida que la comida se cocina, notará que comienza a adquirir un color marrón dorado y huele dulce y a nuez.
  • Continúe cocinando hasta que la comida esté caramelizada a su gusto.
  • Retire la sartén del fuego y sirva su delicioso plato.

Consejos importantes a tener en cuenta

  • Asegúrate de usar la cantidad correcta de mantequilla para tu receta. Demasiada mantequilla puede resultar en sólidos quemados.
  • Revuelva la mantequilla regularmente para evitar que se queme y asegurar un dorado uniforme.
  • Use una cuchara de madera o una espátula para revolver la mantequilla. Los utensilios de metal pueden hacer que la mantequilla se dore demasiado rápido.
  • Guarde la mantequilla dorada sobrante en un recipiente hermético en el refrigerador hasta por una semana.
  • Al caramelizar alimentos, asegúrese de cortar los ingredientes en trozos pequeños y uniformes para garantizar una cocción uniforme.
  • No tengas miedo de experimentar con diferentes ingredientes y combinaciones de sabores.

Dorar la mantequilla y caramelizar los alimentos puede requerir un poco de tiempo y atención, pero la calidad del plato final bien vale la pena. Pruébelo y vea cómo puede elevar su cocina a un nivel completamente nuevo.

Mantequilla y aceite: una combinación hecha con calor

Cuando se trata de cocinar con mantequilla, hay una cosa a tener en cuenta: la mantequilla tiene un bajo punto de humo. Esto significa que puede quemarse fácilmente cuando se expone a altas temperaturas. Sin embargo, la mantequilla agrega un sabor delicioso a los platos que el aceite no puede igualar. Entonces, ¿cuál es la solución? ¡Mezcle la mantequilla y el aceite juntos! Esta combinación le permite aumentar el calor sin sacrificar el sabor.

Beneficios de mezclar mantequilla y aceite

Mezclar mantequilla y aceite tiene varios beneficios:

  • Aumenta el punto de humo, lo que le permite cocinar a temperaturas más altas
  • Aporta el sabor de la mantequilla sin quemarla
  • Crea una salsa rica y sabrosa cuando se usa para desglasar una sartén.
  • Ayuda a evitar que se peguen al cocinar alimentos delicados.

Entonces, la próxima vez que cocine con mantequilla, recuerde mezclarla con aceite para aumentar el calor y agregar sabor a sus platos. ¡Feliz cocina!

Mantequilla en el Pastel: Una Delicia Rica y Húmeda

Si eres fanático de los pasteles ricos y húmedos, entonces debes probar esta receta de pastel de mantequilla. He probado cientos de recetas de pasteles, pero esta es extremadamente simple y usa solo unos pocos ingredientes. Esto es lo que necesitará:

  • 2 tazas de harina para todo uso
  • Cucharaditas 2 de levadura en polvo
  • 1 / 2 cucharadita de sal
  • 1 taza de mantequilla sin sal (ablandada)
  • 1 1/2 tazas de azúcar granulada
  • 4 huevos grandes
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 1/2 taza de leche entera

Tiempo de preparación y cocción

  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo de cocción: 1 hora.
  • Tiempo total: 1 hora y 15 minutos

Instrucciones

1. Precaliente su horno a 350°F.
2. En un tazón mediano, tamice la harina, el polvo de hornear y la sal.
3. En un recipiente aparte, bata la mantequilla y el azúcar hasta que quede suave y esponjoso.
4. Agregue los huevos uno a la vez, batiendo bien después de cada adición.
5. Agregue el extracto de vainilla.
6. Poco a poco agregue la mezcla de harina a la mezcla de mantequilla, alternando con la leche.
7. Mezcle hasta que se combinen.
8. Vierta la masa en un molde para pastel engrasado de 9 pulgadas.
9. Hornee por 1 hora o hasta que al insertar un palillo en el centro del pastel, éste salga limpio.
10. Deje que el pastel se enfríe en el molde durante 10 minutos antes de transferirlo a una rejilla para que se enfríe por completo.

Glaseado y servicio

Este pastel es perfecto por sí solo, pero si desea agregar glaseado, pruebe con un glaseado de queso crema o crema de mantequilla. También puede agregar algunos arándanos a la masa para darle un toque afrutado. Esta receta rinde para 12 porciones, por lo que es perfecta para una reunión pequeña o un postre familiar.

Recetas y fotos relacionadas

  • Si desea probar más recetas de pasteles que usan mantequilla, consulte el índice de recetas de pasteles de mantequilla de Rasa Malaysia.
  • Para darle un giro al clásico bizcocho, pruebe el pastel marmoleado de nuez de Kristyn Kanell.
  • Merkleymarch tiene un video sobre cómo hacer un pastel de mantequilla que te transporta a la cocina de tu abuela.

Calorías y Nutrición

  • Esta receta tiene aproximadamente 400 calorías por porción.
  • La mantequilla es un ingrediente clave en este pastel, por lo que es importante seleccionar una mantequilla de alta calidad. Busque mantequilla hecha de vacas alimentadas con pasto y que tenga un alto contenido de grasa de mantequilla para obtener los mejores resultados. Puede comprar mantequilla en su supermercado local o comprar en línea y recibirla en su puerta.

Conclusión

Entonces, ahí lo tienes, todo lo que necesitas saber sobre cocinar con mantequilla. ¡No es tan difícil como crees y las recompensas son deliciosas! Entonces, adelante y pruébalo. ¡Estaras contento de haberlo hecho!

Echa un vistazo a nuestro nuevo libro de cocina

Recetas familiares de Bitemybun con planificador de comidas completo y guía de recetas.

Pruébalo gratis con Kindle Unlimited:

leer gratis

Joost Nusselder, el fundador de Bite My Bun es un vendedor de contenido, papá y le encanta probar comida nueva con la comida japonesa en el corazón de su pasión, y junto con su equipo ha estado creando artículos de blog en profundidad desde 2016 para ayudar a los lectores leales con recetas y consejos de cocina.